El metro: ciudad paralela.

 

La sensación al entrar al subterráneo es inolvidable: el viento cálido y enrarecido que golpea nuestras mejillas, el murmullo de los viejos parlantes con anuncios sobre el STC, los ríos ininterrumpidos de individuos que se mueven en todas direcciones, el viento roto por la velocidad del tren, las llantas, los zumbidos; existe una ciudad inmensa debajo de ésta.

El metro es el universo que habitamos por momentos, pero donde dejamos para siempre fragmentos de nuestras vidas. Hay quienes le ofrendan suspiros de sueño, otros un inefable amor, los habitantes del último vagón incluso le ofrecen sus cuerpos. Ahí, debajo de la tierra, habitan entre vagones y vagoneros, partes de nuestro ser.

Linea 3 del metro.

 

Anuncios

Acerca de Herr Mezcal

Soy un hermoso estudiante que vive en D.F. creador del cielo y de la tierra, de lo visible y lo invisible... y ya conocen el resto!
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El metro: ciudad paralela.

  1. Oh, esas historias pasivescas que todos cuentan del último vagons del metro… Donde concurren…. Solo he visto 1 vez esa escena la 1ra vez que fui al DF fue, algo traumático como pipope…
    Nunca olvidare las sabias palabras de Xabier Cruchaga “¿Quien no ha sido jota metrolera” voltee y dije yo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s